Test de concepto cuantitativo
Técnica cuantitativa que permite validar el éxito de un nuevo producto o servicio antes de lanzarlo al mercado.
Formato
Cuestionario semi-estructurado con preguntas cerradas pre-codificadas y algunas preguntas abiertas.
Duración
  • Elaboración del cuestionario: 2-8 horas (depende de los objetivos del estudio y del número de preguntas que se incluyan).
  • Ejecución: 10-15 minutos de duración
  • Trabajo de campo: a determinar por la necesidad del proyecto (depende del número de respuestas que se quiera alcanzar).
  • Análisis: 1-2 semanas (depende del tamaño de la muestra y del tipo de análisis a desarrollar).
Materiales necesarios
  • Guión del cuestionario.
  • Base de datos / Listado / Panel de usuarios participantes.
  • Material para elaborar el cuestionario (bases de datos, formularios, etc.).
  • Plataforma digital de encuestas.
  • Programa estadístico para el análisis de datos (SPSS, SAS, STATA, Gandia Barbwin, R, Excel...)
Participantes
  • Los/as participantes de la encuesta deben formar parte del target o público objetivo del cual queremos estudiar sus comportamientos, actitudes y costumbres.
Facilitadores
  • Design/UX Researcher

¿Qué son?

El test de concepto es una técnica de investigación cuantitativa que se utiliza para validar la idea inicial de un producto o un servicio antes de lanzarlo al mercado.

¿Para qué sirven?

El test de concepto sirve principalmente para conocer el atractivo e interés de los usuarios en un nuevo servicio o producto antes de su desarrollo.
Concretamente, permite obtener información sobre:
  • Atractivo general de la idea del producto o servicio.
  • Intención de compra / uso / consumo.
  • Aspectos positivos y negativos (drivers y barreras).
  • Valoración de los beneficios y funcionalidades.
  • Entendimiento del concepto.
  • Uso / Consumo proyectado: momentos y ocasiones de uso, modo de uso, dispositivos para utilizarlo...
  • Coherencia del producto/servicio con la marca.
  • Comparativa frente a la competencia (imagen, precio, interés).

¿Cuándo lo utilizamos?

Se utiliza después de la fase de ideación del concepto y antes del prototipado o versión inicial del producto o servicio.

Paso a paso

🖍 Definición

En la fase de ideación del nuevo concepto, se debe definir el tipo de producto o servicio del que se trata, su propuesta de valor y sus principales funcionalidades y beneficios para el usuario.
Después, es preciso definir bien cada uno de:
  • Los objetivos del estudio.
  • Las preguntas de investigación.
  • Las dimensiones, variables y categorías que queremos analizar.

✅ Preparación

Al tratarse de una investigación cuantitativa, formará parte de una encuesta. Por lo tanto, en la preparación deberemos tener en cuenta:
  • Selección del tipo de encuesta (personal, telefónica, online).
  • Selección de la muestra.
  • Elaboración del cuestionario.

🕹 Prueba piloto

Una vez listo el cuestionario, es conveniente testear que todo es correcto antes de lanzar la encuesta a toda la muestra. Para ello, se envía el cuestionario a una pequeña parte de todos/as los/as participantes (en torno al 10%).

🏄‍♂️ Trabajo de campo

Después de comprobar que todo está correcto, es momento de lanzar la encuesta a toda la muestra. La duración dependerá tanto del tamaño del cuestionario como del grado de facilidad-dificultad de acceder a la población o universo de estudio.

🧾 Procesamiento de los datos

El procesamiento de los datos incluye la depuración, transformación y codificación de los resultados para facilitar su análisis posterior.

📉 Análisis de resultados

El análisis de los resultados se realizará mediante un programa estadístico del tipo SPSS.

📑 Informe de resultados

Por último, se genera un documento sintético que ayude a trasladar los resultados del análisis con los siguientes apartados:
  • Objetivos y metodología.
  • Descripción de la muestra.
  • Key insights.
  • Resultados.
  • Conclusiones.